domingo, 21 de marzo de 2010

SE INAUGURÓ LA EXPOSICIÓN DE ESCULTURAS "RECUPERANDO LA MEMORIA" EN GRAZALEMA


El pasado sábado 27 de febrero fue inaugurada, en la antigua oficina de turismo de Grazalema, la exposición de esculturas de Andrés Montesanto “Recuperando la Memoria”. Durante la inauguración, el artista estuvo acompañado de la alcaldesa de Grazalema, María José Lara, y los concejales del equipo de gobierno municipal, así como por el Vicepresidente de la Asociación provincial Memoria Histórica y Justicia de Andalucía, Joaquín Ramón Gómez.
Según un comunicado enviado por el gabinete de prensa de la Alcaldía de dicho municipio a nuestra Asociación para la Recuperación de la Justicia y la Memoria Histórica “Jerez Recuerda”, de 25 de febrero, esta exposición estará abierta al público hasta finales del mes de marzo y ha sido dedicada por la alcaldesa, y con el permiso del propio autor, a todas las mujeres víctimas de la represión. Concretamente, se basa en una muestra de 12 esculturas del artista argentino residente en Málaga Andrés Montesanto, en su mayoría nacidas a raíz del conocimiento que tuvo el autor de los hechos acaecidos en Grazalema en las fechas posteriores al golpe de estado de 1936, y muy especialmente de los relacionados con la denominada “Fosa de las Mujeres de Grazalema” de la que el propio artista se inspiró para crear una escultura y donarla al municipio para presidir el enterramiento de los restos de 15 mujeres y un niño que fueron asesinados por los golpistas de julio de 1936.
La conmoción que, según las palabras del autor, le produjo el conocimiento de la historia, empujó a Montesanto a crear la mayoría de estas obras con las que pretende “recuperar la memoria perdida de las víctimas desde hace 75 años, usando el arte como medio didáctico para recuperarlas del silencio”. De este modo, cada una de sus obras recoge pequeñas frases extraídas de cartas que los prisioneros enviaban a sus familias, poco antes de morir, cuando estaban detenidos, o bien de los testimonios de sus propios familiares.
La exposición cuenta, además, con un catálogo editado por el Ayuntamiento con recursos propios, en el que aparecen las esculturas de Montesanto, y que "este Consistorio quiere que sirva para difundir el trabajo del artista en homenaje a la Memoria Histórica”. Según fuentes del propio Ayuntamiento, éste pretende que dicha exposición sea itinerante para que su mensaje llegue a otros puntos de la geografía andaluza, sumándose a ella otra contribución de Andrés Montesanto con el municipio de Grazalema, ya que en estos momentos se encuentra trabajando en otra escultura de grandes dimensiones que presidirá el I Parque de la Memoria Histórica que está a punto de concluirse en Benamahoma.
Para este artista bonaerense, es "un placer poner un grano de arena" en la recuperación de la memoria histórica, ya que “en las contiendas bélicas todo el mundo se acuerda de los soldados, y se les rinden homenajes, pero nadie se acuerda de las víctimas, del pueblo que sufre esas guerras”. Según la información que tenemos sobre este médico de profesión, éste abrazó la escultura como medio para expresar su compromiso estético con la historia de forma autodidacta y ha investigado principalmente con el hormigón, tanto en pequeño formato como en sus obras monumentos.
hay que decir que una de las obras más emblemática en la zona, precisamente, es la que hemos mencionado con anterioridad, la cual se halla en el cementerio municipal de Grazalema como consecuencia del traslado de los restos de quince mujeres y un niño el pasado día 16 de mayo de 2009. En el acto institucional previo, realizado en la Casa de la Cultura de dicha localidad, Andrés Montesanto La Valle, tuvo la ocasión de explicar brevemente el significado de su obra cincelada sobre hormigón blanco: “Imaginé que estas mujeres venían de viaje y que lo habían pasado muy bien, y antes de despedirse posaron para una foto. Están en una actitud relajada y feliz, como si comentaran las anécdotas del viaje. El niño, aburrido, por estar rodeado durante tanto tiempo entre mujeres, y esperando a encontrarse con su pandilla... Es una reflexión para que estos hechos no se repitan nunca”.
Centrándonos una vez más en esta exposición, la alcaldesa de Grazalema, María José Lara, indicó que la misma refleja, a través de diferentes obras de arte, las vivencias y acontecimientos “que quince mujeres de nuestro pueblo vivieron en sus propias carnes bajo la sinrazón de una época que desde la mentalidad de nuestros días, se nos antoja irracional”. Palabras que la edil completó con la siguiente declaración:
“Esta muestra dignifica a aquellas mujeres a las que arrebataron su vida, les interrumpieron sus sueños, sus proyectos y sobre todo las separaron de sus familias y de su pueblo... Estas esculturas son nuestro compromiso a su memoria y nuestro respeto a sus vidas, un homenaje a su persona y al mismo tiempo una apuesta, desde el Ayuntamiento, el cual presido, por la restitución de los derechos fundamentales de los hombres y mujeres de nuestro municipio, derechos que fueron violados y pisoteados en aquel triste periodo de nuestra historia reciente”.
Concluyó la alcaldesa deseando que “la exposición se convierta en una reflexión conjunta de todos y todas los que nos acerquemos a visitarla, reflexión sobre el mundo en el cual vivimos, para que en la medida de nuestras posibilidades, aportemos nuestro granito de arena a la construcción de un mundo donde sucesos de esta naturaleza no tengan cabida y donde los más jóvenes aprendan del pasado, para poder analizar nuestro presente y afrontar nuestro futuro desde los valores democráticos..”