viernes, 19 de julio de 2019

UNA CIUDAD GOBERNADA POR BARRICADAS

Algunos obreros llevaban en el bolsillo siempre una cuchara para ser utilizada como palanca para poder separar el primer adoquín del suelo, para acto seguido poder levantar una barricada...
Algunos obreros llevaban en el bolsillo siempre una cuchara para ser utilizada como palanca para poder separar el primer adoquín del suelo, para acto seguido poder levantar una barricada...

UNA CIUDAD GOBERNADA POR BARRICADAS.

DURANTE SEMANAS, A PARTIR DEL 19 DE JULIO DE 1936, BARCELONA ESTUVO CONTROLADA POR LA FEDERACIÓN DE BARRICADAS, UNA EXPERIENCIA ANARQUISTA QUE PRETENDÍA VIVIR OTRA CIUDAD Y LEVANTAR OTRO MAPA URBANO.

El poder, tal y como se había conocido, se había disuelto, emergiendo un nuevo contrapoder, pero un poder al fin y al cabo real, construido a partir de una historia previa en la que el control urbano y de los espacios de socialización estaban en manos de la clase obrera en la Barcelona desde comienzos de siglo. Cuando se produjo el levantamiento fascista, inmediatamente se levantaron barricadas en los principales barrios obreros, constituyendo un órgano de poder urbano sobre el que giraría la resistencia antifascista en aquellos primeros días, la Federación de Barricadas. Un intento similar, aunque bajo un contexto distinto, fueron las barricadas anarquistas levantadas durante la Semana Trágica de Barcelona, donde los barrios obreros vivieron un festín revolucionario y se levantaron decenas de barricadas. Pero también la experiencia tenía sus antecedentes más allá de las fronteras catalanas, con la legendaria resistencia parisina en los días de la Comuna de París o, más recientemente, en los combates urbanos durante la revolución alemana en Berlín (1918-1919), entre otras. 

BARRICADAS DURANTE LA SEMANA TRÁGICA DE BARCELONA (1909).
Barricadas durante la Semana Trágica de Barcelona (1909).

BARRICADAS DE LA COMUNA DE PARÍS, ABRIL 1871. ESQUINA DE LA PLACE DE L'HÔTEL-DE-VILLE Y LA RUE DE RIVOLI.
Barricadas de la Comuna de París, abril 1871. Esquina de la Place de L'Hôtel-de-Ville y la Rue de Rivoli.

ESPARTAQUISTAS LEVANTAN BARRICADAS EN EL CENTRO DE BERLÍN (MARZO DE 1919).
Espartaquistas levantan barricadas en el centro de Berlín (marzo de 1919).

También, además de dominar el espacio urbano y coordinar las acciones de defensa, la Federación de Barricadas sirvió para el suministro de alimentos de las barriadas o como «ente» por medio del cual cualquier persona podía integrarse en la milicia. Las barricadas no solamente tenían una función práctica sino también simbólica: eran fronteras de clase, delimitando otro mapa alternativo de la ciudad, convertida ahora en intrincado laberinto que había que atravesar a través de puestos fronterizos y, de este modo, se establecían otras relaciones. Según Josep Antoni Pimentel, autor de Barricada. Una historia de la Barcelona revolucionaria, «algunos obreros llevaban en el bolsillo siempre una cuchara para ser utilizada como palanca para poder separar el primer adoquín del suelo, para acto seguido poder levantar una barricada»

En los días de euforia revolucionaria y huelga general que siguieron a la derrota del golpe militar, los obreros armados extendieron su poder a lo largo de Cataluña y hasta Valencia y Aragón a través de una red de puestos de vigilancia...
En los días de euforia revolucionaria y huelga general que siguieron a la derrota del golpe militar, los obreros armados extendieron su poder a lo largo de Cataluña y hasta Valencia y Aragón a través de una red de puestos de vigilancia...

Durante la noche del 19 de julio, mientras arrancaba la revolución social, no existía más poder en Barcelona que el de las cientos de barricadas, tras las que se veían obreros armados, guardias semiuniformados o anarquistas pistola en mano. Eran las redes armadas formadas por distintos comités revolucionarios. El laberinto de barricadas era la antesala de un nuevo orden social. Tal y como afirma Chris Ealham en su maravilloso La lucha por Barcelona. Clase, cultura y conflicto (1898-1937), editado por Alianza Editorial en 2005, «la oficina del Sindicato de la Construcción, en la calle Mercaders del Raval, fue otro centro operativo importante, desde donde se coordinó la actividad de varias barricadas cercanas». Sin embargo, su centro neurálgico estaba en el cuartel, ahora en manos anarquistas, de Pedralbes, llamado popularmente «cuartel Bakunin». Al mismo tiempo, mientras obstaculizaban el movimiento de los soldados rebeldes, que desconocían la intrincada topografía de barrios como el Raval, las barricadas sirvieron para inspirar un sentimiento de solidaridad urbana desde abajo: «No solo sirvieron para trastornar los ritmos y conductores de poder dentro de la antigua ciudad burguesa –narra Ealham-, sino que además, en los días de euforia revolucionaria y huelga general que siguieron a la derrota del golpe militar, los obreros armados extendieron su poder a lo largo de Cataluña y hasta Valencia y Aragón a través de una red de puestos de vigilancia».

Los órganos de poder más o menos organizados eran el Comité Central de Milicias Antifascistas (CCMA) y, posteriormente, una semana más tarde, los comités de barrio, como expresión del poder obtenido por los comités de defensa. Muchas fueron desmanteladas poco después, cuando desde la CNT se hizo un llamamiento a regresar al trabajo. Había otras tareas que cumplir, entre ellas organizar una ciudad compleja para afrontar los terribles desafíos que se avecinaban. Para no impedir la circulación de autobuses y tranvías, ahora bajo control obrero, se derribaron las que cortaban las calles, pero el resto se mantuvo. La Federación de Barricadas tuvo una efímera existencia, pero su imagen quedó marcada como una de las más poderosas de la revolución social, sus primeros momentos, o los días en que una ciudad y un país soñó con un mundo nuevo


Fuente: 



jueves, 18 de julio de 2019

18 DE JULIO

Los generales que habían de tomar el mando de las fuerzas sublevadas pensaban que sólo unos pocos se opondrían. Y la resistencia de los obreros organizados en los sindicatos  podría ser dominada “enseguida”...
Los generales que habían de tomar el mando de las fuerzas sublevadas pensaban que sólo unos pocos se opondrían. Y la resistencia de los obreros organizados en los sindicatos  podría ser dominada “enseguida”...  

18 DE JULIO.

LA SUBLEVACIÓN MILITAR DE JULIO DE 1936 Y LA GUERRA CIVIL QUE PROVOCÓ SE CONVIRTIERON EN ACONTECIMIENTOS FUNDAMENTALES DE LA DICTADURA DE FRANCO.

(Por Julián Casanova)


Desde febrero de 1936 la prensa católica y de extrema derecha incitaban a la rebelión frente al desorden que atribuían al “Gobierno tiránico del Frente Popular”, “enemigo de Dios y de la Iglesia”. La CEDA inició un proceso de acercamiento definitivo a las posiciones autoritarias, que era muy visible desde hacía ya meses en sus juventudes, en el lenguaje y saludo fascista que utilizaban y en los uniformes que vestían.

A partir de la derrota electoral de febrero de 1936, todos captaron el mensaje: había que abandonar las urnas y tomar las armas. El lenguaje integrista, el del “derecho a la rebeldía” al que había apelado ya en un libro de 1934 el canónigo magistral de Salamanca Aniceto Castro Albarrán, el de una rebelión en forma de cruzada patriótica y religiosa contra la República atea, ganó adeptos. Las Juventudes de Acción Popular engrosaban las filas de Falange, alrededor de quince mil afiliados se pasaron de una organización a otra, y Gil Robles secundaba en las Cortes la violencia verbal y antisistema de José Calvo Sotelo.

Pero toda esa ofensiva de las viejas oligarquías servidoras de la Monarquía y de las masas católicas de la CEDA no habría dado los frutos deseados, echar abajo la República y extirpar la amenaza socialista y libertaria, si no hubiera podido contar con las armas de un sector importante del Ejército.

De la organización de la conspiración se encargaron algunos militares de extrema derecha y la Unión Militar Española (UME), una organización semisecreta, antiizquierdista, que incluía a unos cuantos centenares de jefes y oficiales. El 8 de marzo de 1936, Francisco Franco, los generales Mola, Orgaz, Villegas, Fanjul, Rodríguez del Barrio, García de Herrán, Varela, González Carrasco, Ponte, Saliquet y el teniente coronel Valentín Galarza se reunieron en Madrid, en casa de José Delgado, corredor de bolsa y amigo de Gil Robles, “para acordar un alzamiento que restableciera el orden en el interior y el prestigio internacional de España”, según consta en los documentos conservados sobre “la preparación y desarrollo del Alzamiento Nacional. Y los asistentes mostraron también su acuerdo en que el general Sanjurjo, que vivía entonces en Portugal, encabezara la sublevación.

Ése era el plan: una sublevación, con toda la violencia necesaria, y un rápido triunfo. Las cosas no salieron así y lo que resultó de esa sublevación fue una larga guerra civil de casi tres años...
Ése era el plan: una sublevación, con toda la violencia necesaria, y un rápido triunfo. Las cosas no salieron así y lo que resultó de esa sublevación fue una larga guerra civil de casi tres años...

Los generales que habían de tomar el mando de las fuerzas sublevadas sabían que una buena parte de los oficiales eran partidarios de la rebelión. Pensaban que sólo unos pocos se opondrían. Y la resistencia de los obreros organizados en los sindicatos, que la preveían fuerte en Madrid, Zaragoza, Sevilla y Barcelona, podría ser dominada “enseguida”. Ése era el plan: una sublevación, con toda la violencia necesaria, y un rápido triunfo. Las cosas no salieron así y lo que resultó de esa sublevación fue una larga guerra civil de casi tres años.

A finales de julio, la suerte del golpe militar estaba echada. Había triunfado en casi todo el norte y noroeste de España: en Galicia, León, la vieja Castilla, Oviedo, Álava, Navarra, y en las tres capitales de Aragón; en las Islas Canarias y Baleares, excepto en Menorca; y en amplias zonas de Extremadura y Andalucía, incluidas las ciudades de Cáceres, Cádiz, Sevilla, Córdoba, Granada y, desde el 29 de julio, Huelva. El triunfo obligó a regar con sangre las calles y barrios de la mayoría de esas capitales. Para cortar de raíz las resistencias, los militares sublevados tuvieron que emplearse a fondo. En primer lugar, con sus propios compañeros militares fieles a la República o que se mostraron indecisos ante la sublevación. Aquel movimiento patriótico no podía permitir ninguna oposición. Y los que lo intentaron, lo pagaron, empezando por varios oficiales y jefes pasados por las armas sin dilación ni juicio en Tetuán y Melilla.

No era, por supuesto, la primera vez que los militares intentaban "salvar a la Patria". Pero la sublevación que en la tarde de aquel 17 de julio iniciaron en Melilla fuerzas del Tercio y Regulares no iba a ser una cualquiera, un mero pronunciamiento como había sucedido tantas veces en la historia contemporánea de España. Después de cinco años de República, de posibilidades de solucionar problemas irresueltos, de tiempos de inestabilidad y movilización política y social, se necesitaba una nueva versión, violenta y definitiva, puesta en marcha ya por los fascismos en otros lugares de Europa, que cerrara la crisis y restaurara, tapándolas de verdad, todas las fracturas abiertas –o agrandadas– por la experiencia republicana.

Si de salvadores se trataba, ahí estaba el general Francisco Franco, que creía, efectivamente, que ésa era su misión, salvar una Patria de la que no deberían formar parte los liberales, los republicanos, los militantes de las organizaciones obreras o los votantes del Frente Popular. Todos ellos eran izquierdistas, rojos, enemigos despreciables, ni más ni menos que las tribus contra las que tantas veces había combatido en África. "Sembrar el terror (...) eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros", declaraba el 19 de julio el general Mola, otro salvador.

Y ahí residía una de las claves de lo que se avecinaba: aniquilar a quien no pensara igual, "echar al carajo toda esa monserga de derechos del hombre, humanitarismo y filantropía", según proclamaba ese mismo día uno de sus subordinados, el coronel Marcelino Gavilán, al hacerse cargo por las armas del Gobierno Civil de Burgos. Borrar, en suma, del diccionario de la Lengua las palabras piedad y amnistía, que diría el general Gonzalo Queipo de LLano, el tercero en importancia, muerto Sanjurjo, de ese escalafón de salvadores. Frases para la historia, incitadoras de la violencia, y que Franco le repitió al periodista norteamericano Jay Allen el 28 de julio de 1936, quien, sorprendido por la estatura del general, "asombrosamente pequeña", sentenció: "Otro enano que quiere ser dictador".

La sublevación militar de julio de 1936 y la guerra civil que provocó se convirtieron en acontecimientos fundamentales de la dictadura de Franco, de su cultura excluyente, ultranacionalista y represiva.

Ninguna faceta de la vida política y social quedó al margen de esa construcción simbólica de la dictadura. El calendario de fiestas, instaurado oficialmente por una orden de Ramón Serrano Suñer de 9 de marzo de 1940, aunque algunas de ellas habían comenzado a celebrarse desde el comienzo de la guerra civil en el territorio ocupado por los militares rebeldes, resumía la voluntad y universo conmemorativos de los vencedores.

Se restauraron, en primer lugar, las fiestas religiosas suprimidas por la República, desde la Epifanía a la Navidad. Junto a las religiosas, se subrayaban las de carácter tradicional de "la verdadera España" –el Dos de Mayo y el 12 de octubre-. Pero las que definían ese nuevo universo simbólico de la dictadura eran las creadas para celebrar los nuevos valores e ideas puestos en marcha con el golpe de Estado y la guerra: el 1 de abril, “Día de la Victoria”; el 1 de octubre, “Día del Caudillo”; el 20 de noviembre, para recordar el fusilamiento del líder falangista José Antonio Primo de Rivera; y sobre todas las demás, el 18 de julio, “Día del Alzamiento”.

El 18 de julio fue el origen de la versión maniquea y manipuladora que la dictadura de Franco, apoyada por la Iglesia, transmitió de la guerra, del plebiscito armado: que el “Movimiento Nacional” encarnaba las virtudes de la mejor tradición cristina y el Gobierno republicano todos los vicios inherentes al comunismo ruso. Además de insistir en el bulo de que el “alzamiento militar” había frenado una revolución comunista planeada a fecha fija y de ofrecer la típica apología del orden, la tranquilidad y la justicia.

Fue la fiesta nacional durante casi cuarenta años. La conmemoración de un golpe de Estado que provocó una guerra civil como fiesta nacional. Con ese pasado, no es extraño que no haya un acuerdo sobre qué fiesta nacional celebrar en la democracia. Para unos, el 6 de diciembre, día de la Constitución; para otros, el 12 de octubre, que recuerda a Ramiro de Maeztu, la Hispanidad, la Raza Española, la Guardia Civil, la Virgen del Pilar. Y después están las fiestas autonómicas y regionales: unos celebrando viejos levantamientos comuneros o contra los Austrias, otros la opresión borbónica, otros con sus recuerdos patrióticos. Y todos inventando fiestas y tradiciones. Cosas de nuestra historia.


Fuentes: 





jueves, 21 de marzo de 2019

LOS JUDÍOS ESPAÑOLES VEN “INADMISIBLE” QUE VOX PRESENTE AL CONGRESO A UN NEGACIONISTA DEFENSOR DEL NAZISMO.

El pseudohistoriador homófobo y negacionista  Fernando Paz ha calificado de farsa los juicios de Núremberg a los jerarcas nazis, ha cuestionado el asesinato masivo de 6 millones de judíos, ha dejado claras sus sospechas de que los judíos no murieron en cámaras de gas y ha negado el origen racista del Holocausto.
El pseudohistoriador homófobo y negacionista Fernando Paz ha calificado de farsa los juicios de Núremberg a los jerarcas nazis, ha cuestionado el asesinato masivo de 6 millones de judíos, ha dejado claras sus sospechas de que los judíos no murieron en cámaras de gas y ha negado el origen racista del Holocausto.

LOS JUDÍOS ESPAÑOLES VEN “INADMISIBLE” QUE EL PARTIDO FRANQUISTA VOX PRESENTE AL CONGRESO A UN NEGACIONISTA DEFENSOR DEL NAZISMO.

CRITICA QUE EL PSEUDOHISTORIADOR FERNANDO PAZ CALIFICARA DE FARSA LOS JUICIOS DE NÚREMBERG Y QUE PUSIERA EN SOSPECHA QUE LOS JUDÍOS MURIERAN EN CÁMARAS DE GAS.

La prensa oficial afirma que la Federación de Comunidades Judías de España, institución que representa oficialmente a los judíos españoles, ha mostrado este miércoles su "preocupación" por el anuncio del partido franquista VOX de colocar como número uno en la lista por Albacete a las próximas elecciones generales al pseudohistoriador Fernando Paz, por sus "declaraciones revisionistas y negacionistas del Holocausto" que tachan de "lamentables e inaceptables".

"Fernando Paz ha calificado de farsa los juicios de Núremberg a los jerarcas nazis, ha cuestionado el asesinato masivo de 6 millones de judíos, ha dejado claras sus sospechas de que los judíos no murieron en cámaras de gas sino a manos de los habitantes de Europa del Este y ha negado el origen racista del Holocausto", subraya la FCJE en un comunicado.

Según añade, "en cualquier país de Europa donde se ha hecho justicia sobre este traumático capítulo de la Historia, es inadmisible que una persona con este pensamiento se postule para un cargo de representación pública".


Fuentes:

miércoles, 20 de marzo de 2019

ARRANCAN LAS VIII JORNADAS DE ARCHIVOS PRIVADOS EN JEREZ DE LA FRONTERA CON UNA ESPECIAL REFLEXIÓN SOBRE EL MEDIO AMBIENTE.


ARRANCAN LAS VIII JORNADAS DE ARCHIVOS PRIVADOS EN JEREZ DE LA FRONTERA CON  UNA ESPECIAL REFLEXIÓN SOBRE EL MEDIO AMBIENTE.

CON EL TÍTULO "ARCHIVOS Y NATURALEZA" ESTAS JORNADAS TENDRÁN LUGAR EN EL ALCÁZAR DE JEREZ, ENTRE LOS DÍAS 20 Y 22 DE MARZO.

Según los organizadores del evento, en esta ocasión, se ha querido dedicar estas jornadas a un tema aparentemente alejado de la labor de los archivos, como es el medio natural;  porque también para conocer nuestro medio ambiente, y para su actual preservación y conservación, tenemos en nuestros archivos una fuente valiosa de información por explorar.

En el momento histórico en el que vivimos, en el que diversas instituciones nos hacen reflexionar sobre el estado en el que la acción humana ha puesto al medio natural, las entidades organizadoras quieren poner su atención en esa casa común que compartimos con otras especies y que, al igual que nuestro Patrimonio Documental, hemos de conservar para las generaciones venideras:

"Queremos poner en valor nuestros paisajes, como fusión del Patrimonio Natural y del Patrimonio Cultural, y que nos constituyen como habitantes de esta tierra".





Si está interesado, adjuntamos hoja de inscripción con todos los datos necesarios para realizarla:



Fuente:



martes, 26 de febrero de 2019

LAS ALPUJARRAS DE GRANADA ALBERGAN LA PRESENTACIÓN DE LA NUEVA OBRA DE ÁNGELES DE LA TORRE BRAVO.

PRESENTACIÓN DE “EXILIADO PIEL ADENTRO. LA HISTORIA DE UN MÉDICO REPUBLICANO”, DE ACONCAGUA LIBROS.
Somos recuerdos, pero también presente continuo, como el agua inagotable de esa fuente y el balanceo rítmico de aquella mecedora junto al balcón de la casa grande, la casa de los abuelos...

LAS ALPUJARRAS DE GRANADA ALBERGAN LA PRESENTACIÓN DE LA NUEVA OBRA DE ÁNGELES DE LA TORRE BRAVO.

ESTE SÁBADO, 02 DE MARZO, SERÁ PRESENTADO EN MECINA BOMBARÓN EL LIBRO EDITADO POR ACONCAGUA LIBROS “EXILIADO PIEL ADENTRO. LA HISTORIA DE UN MÉDICO REPUBLICANO”.

"Las pavesas de papel quedan flotando por un momento, dibujan la espiral última de su existencia y luego caen con lentitud. Son cartas y fotos antiguas. El fuego se ha encargado de borrar las palabras y los rostros. Y entonces siento como si el pasado quisiera ser disuelto, amansado por una nueva conciencia.

La casa a oscuras, el interior cerrado, lleno de espacio y tiempo, que parece diera marcha atrás desde el instante en que decidieron que no valía la pena tapar los agujeros de las ratas; la launa que resbalaba por las esquinas entre las losas de piedra que quebraban al descubierto por las numerosas lluvias y el sol y la nieve; la cal teñida de ocre de la habitación de los abuelos también tenía los restos de hilera de líquido que traspasaba el techo y se hacía mancha en memoria del olvido...

El calor asfixiante del verano despierta a Antonio de un sueño profundo. Unas gotas de sudor resbalan por su frente. El último parte de guerra que anoche leyeron en la taberna de la calle Feria le tiene informado de la resistencia de los que aún permanecen fieles a la República. Enciende la radio y resuena las frases del general Queipo de Llano:

- ¡Nuestros valientes legionarios y regulares han demostrado a los rojos cobardes lo que significa ser hombres de verdad, y de paso, también a sus mujeres...!

Mientras, cae alegre el agua del caño al pilón, la misma que sigue cayendo aún, en un interminable sonido que acompaña mi lectura y mis recuerdos.

Somos recuerdos, pero también presente continuo, como el agua inagotable de esa fuente y el balanceo rítmico de aquella mecedora junto al balcón de la casa grande, la casa de los abuelos. El lugar donde la vida se hacía sombra y lumbre, y los domingos se inundaba con olor a migas de sémola con pimientos..."

 (“Exiliado piel adentro. La historia de un médico republicano”. 
Ángeles de la Torre Bravo)


Sinopsis

La historia del libro transcurre en varios lugares que traspasan las fronteras locales, más allá de los pueblos de la Alpujarra de Granada, como Bérchules y Mecina Bombarón. También ciudades como Sevilla, Mendoza (en Argentina) y La Paz (Bolivia) son testigos de las vivencias de los personajes protagonistas que aparecen imbricadas con acontecimientos históricos que van desde la Guerra de las Alpujarras, la expulsión de los moriscos y la "repoblación" cristiana, hasta la Guerra de Cuba, la "restauración" monárquica, la proclamación de la Segunda República, el golpe de estado de julio de 1936 y los cuarenta años de dictadura franquista.

El personaje principal es el propio tío abuelo de la autora, José Antonio Bravo Martínez, que fue psiquiatra del Hospital de Miraflores de Sevilla en los años treinta hasta el levantamiento militar.

Según la escritora, en este libro confluyen muchas formas por las que un grupo social es capaz de soportar la barbarie, pero la que destaca sobre todas es la del silencio, presentándolo como "la resistencia del hereje, del que tiene que seguir viviendo aún a costa de que nunca llegue el momento de respirar, de poder contar la verdad. De ahí el título: 'Exiliado piel adentro' ".

Precisamente, es la autora la que denuncia con su obra el silencio impuesto en el estado español como excusa para una "pretendida transición sin rencor"

"Ocultar la verdad, no hablar de lo ocurrido, es la carga que los de nuestra generación llevamos interiorizada y la que nos impulsa a comprender -a desmenuzar- los acontecimientos para poder saber quiénes somos y hacia dónde vamos"...


PRESENTACIÓN DEL LIBRO “EXILIADO PIEL ADENTRO. LA HISTORIA DE UN MÉDICO REPUBLICANO”.


Día:     Sábado, 02 de marzo de 2019.
Lugar: Salón Cultural de Mecina Bombarón. 
           Calle Iglesia Vieja, s/n. Alpujarra de la Sierra (Granada).
Hora:  11:30 A.M.


Fuentes: 





sábado, 23 de febrero de 2019

ACUSAN AL GOBIERNO ESPAÑOL DE OCULTAR ALGUNOS FRAGMENTOS DE LA CARTA DEL VATICANO SOBRE LA EXHUMACIÓN DE FRANCO.

LA VICEPRESIDENTA CARMEN CALVO SALUDA AL SECRETARIO DE ESTADO DE LA SANTA SEDE, PIETRO PAROLIN, EL PASADO 29 DE OCTUBRE EN ROMA.
La Vicepresidenta Carmen Calvo saluda al Secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, el pasado 29 de octubre en Roma.

ACUSAN AL GOBIERNO ESPAÑOL DE OCULTAR ALGUNOS FRAGMENTOS DE LA CARTA DEL VATICANO SOBRE LA EXHUMACIÓN DE FRANCO.

EL CARDENAL PIETRO PAROLIN DEJA CLARO A LA VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO ESPAÑOL QUE LA "SANTA SEDE NO QUIERE INTERVENIR EN UNA CUESTIÓN QUE ESTÁ SUJETA A LA JURISDICCIÓN ESPAÑOLA" Y LE RECUERDA QUE SERÁ EL SUPREMO QUIEN TENDRÁ QUE RESOLVER SI EL DICTADOR SALE DEL VALLE DE LOS CAÍDOS.

La "Santa Sede" ha dejado claro al Gobierno de Pedro Sánchez que no se inmiscuirá en la exhumación de los restos de Franco por estar sujeto el conflicto a la “jurisdicción española”, lo que despeja definitivamente dudas y apuntala la idea de que será el Tribunal Supremo quien tendrá que resolver si el cadáver embalsamado del dictador ha de salir de su actual sepultura en el Valle de los Caídos.

El Independiente desvela el contenido íntegro tanto de la carta enviada por el Secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, a la Vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, como la que ésta le había remitido al purpurado 26 días antes con tono de contrariedad para poner en su conocimiento que el máximo responsable de la abadía benedictina del Valle de los Caídos (Santiago Cantera) había rechazado el permiso para acceder al templo y pedirle que tomara las decisiones oportunas “a fin de remover los obstáculos que la referida abadía ha creado con su decisión” y evitar “un conflicto jurídico y político” indeseado.

La literalidad de la misiva firmada por el cardenal Pietro Parolin -fechada el pasado 14 de febrero, la víspera de que el Consejo de Ministros acordara el traslado de Franco- desvirtúa la versión aventada con la que se ha tratado de proyectar la idea a la opinión pública de que la Santa Sede no sólo apoya expresamente la exhumación sino que está decidida a torcer la voluntad del prior para que los operarios puedan abrir la losa de granito de tonelada y medio de peso que tapa la sepultura del dictador para complacer así la voluntad expresada por el Congreso de los Diputados en mayo de 2017.


"LA SANTA SEDE NO QUIERE INTERVENIR EN UNA CUESTIÓN QUE ESTÁ SUJETA A LA JURISDICCIÓN ESPAÑOLA”, LE RESPONDE PAROLIN A CALVO.

Junto a los nietos de Franco, Sánchez ha tropezado con el firme rechazo del prior en su camino para pasar a la historia como el presidente del Gobierno que sacó al dictador de Cuelgamuros, enterrado hace más de 43 años en el crucero de la basílica. El religioso fundamenta la denegación de la autorización para proceder a la exhumación en la “patente oposición” de la familia al traslado de los restos, alegando que de lo contrario incumpliría “principios religiosos y morales”.

En la carta, el número dos de la Santa Sede recuerda que la “controversia” está “sometida al Derecho y a la Justicia españoles”, después de que los descendientes del dictador interpusieran el pasado mes de noviembre un contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo y solicitaran la suspensión cautelar del acuerdo por el que el Consejo de Ministros acordó continuar el procedimiento administrativo que ha instruido. El Alto Tribunal rechazó entonces tal pretensión de los Franco con el argumento de que el Gobierno no había tomado una decisión final que hiciera irreversible el recurso de los familiares.

Con todo, el cardenal reitera a Calvo lo que ya le dijo cuando la recibió en el Vaticano el pasado 29 de octubre: “La Iglesia no se opone a la exhumación de los restos mortales del General Franco si la autoridad competente así lo dispone”. De sus palabras debe entenderse que la “autoridad competente” es el Tribunal Supremo, el órgano jurisdiccional competente para resolver el contencioso.

“Es distinto decir que la Iglesia no se opone a decir que apoya la exhumación”, ha matizado este jueves en declaraciones a la Cope el Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, ante la especie difundida de que el Vaticano desea que Franco salga del Valle de los Caídos y de que obligará al prior a permitirlo.


“OBSERVAR EL ORDENAMIENTO”


CARTA ENVIADA POR EL CARDENAL PIETRO PAROLIN A CARMEN CALVO EL PASADO 14 DE FEBRERO.
La carta a la número dos del Gobierno no denota tono imperativo y Parolin se limita a recordarle a la comunidad benedictina -instalada en Cuelgamuros en virtud del convenio firmado por la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos con la Abadía de Silos el 29 de mayo de 1958- “su deber cívico de observar plenamente el ordenamiento y de respetar a las autoridades civiles”.

Tras subrayar que en los despachos vaticanos se sigue “con gran atención” todo lo concerniente al “traslado de los restos mortales del general Franco”, Pietro Parolin aprovecha también la carta para trasladar otro mensaje al Ejecutivo español que no deja lugar a interpretaciones y que no ha debido de colmar los deseos de Calvo. “En cumplimiento del principio de no intervención en asuntos que pertenecen esencialmente a la competencia interna de otro Estado, la Santa Sede no quiere intervenir en una cuestión que está sujeta a la jurisdicción española”, zanja.

A la vicepresidenta del Gobierno le ha debido de quedar claro también por las palabras del prelado italiano que la más alta jerarquía eclesiástica “respeta plenamente el texto y el espíritu” del acuerdo sobre asuntos jurídicos que la Santa Sede firmó con el Estado español el 3 de enero de 1979 y que entró en vigor el 4 de diciembre de ese mismo año. El documento lleva las firmas de Marcelino Oreja Aguirre, entonces ministro español de Asuntos Exteriores, y del cardenal Giovanni Villaf, prefecto en aquellas fechas del Consejo para los Asuntos de la Iglesia.

De los ocho artículos, dos disposiciones transitorias y un protocolo final hay un precepto nuclear en dicho acuerdo -concretamente el 1.5- en relación con el pulso que dirimen los nietos de Franco y el prior de la abadía del Valle de los Caídos con el Gobierno de Pedro Sánchez. Dicho punto dice textualmente: “Los lugares de culto tienen garantizada su inviolabilidad con arreglo a las Leyes”.

El Canon de Derecho Canónico otorga la consideración de espacio sagrado a los que “se destinan al culto divino o a la sepultura” -requisito que cumple el templo del Valle de los Caídos, elevado a la categoría de basílica menor durante el mandato de Juan XXIII (7 de abril de 1960)- y faculta a la autoridad eclesiástica a ejercer “libremente sus poderes y funciones” en dichos espacios, lo que incluye la posibilidad de denegar la autorización al poder ejecutivo para acceder a la iglesia con vistas a la exhumación de la momia de Franco.

“Nos causa una profunda inquietud la invocación de los referidos Acuerdos de una forma desviada respecto de sus propios fines, porque ello entorpece el cumplimiento de la ley que es el legítimo fin perseguido por el Estado español. Y, al mismo tiempo, privilegia la voluntad de los familiares del Dictador a que sus restos sigan reposando en el Valle de los Caídos, como si se tratara de un derecho absoluto, siendo así que ello colisiona directamente con la ley y el mandato del Parlamento español, exponía Carmen Calvo a Pietro Parolin en la carta del pasado 18 de enero.


"LA VICEPRESIDENTA PIDE AL VATICANO QUE EVITE LOS 'OBSTÁCULOS' QUE ESTÁ PONIENDO EL PRIOR PARA EVITAR “UN CONFLICTO JURÍDICO Y POLÍTICO”

Ese razonamiento se incluye también en el acuerdo motivado por el que el Consejo de Ministros adoptó hace justo una semana el acuerdo de exhumar a Franco, adoptado horas después de que Pedro Sánchez anunciara su intención de disolver las Cortes y convocar elecciones generales de forma anticipada el próximo 28 de abril. El Gobierno argumenta que la inviolabilidad del lugar de culto prevista en el acuerdo firmado con el Vaticano hace 40 años no puede interpretarse como si quedara “al margen” la autoridad civil, reconociendo que es preceptiva “la autorización eclesiástica” para acceder al espacio sagrado.

Carmen Calvo explica al cardenal en su misiva que la exhumación de Franco “que debe llevar a cabo el Gobierno es consecuencia” de la Ley de Memoria Histórica -modificada el pasado verano con la introducción de un nuevo apartado en el artículo 16- a fin de que los restos mortales del dictador “no pueden seguir reposando en un mausoleo de Estado con el contenido de exaltación de la Dictadura que ello conlleva”.

La Vicepresidenta censura duramente que los benedictinos impidan el traslado del cadáver embalsamado de Franco, lo que califica de “mandato legal”. “No cabe invocar la voluntad de la familia, a quienes sólo corresponde la decisión posterior acerca del lugar de inhumación de los restos del dictador”, apostilla la política socialista en la carta.


DIPLOMACIA VATICANA

Haciendo gala de diplomacia vaticana, el secretario de Estado de "Su Santidad" le ha respondido deseando un acercamiento de posturas a las partes, una posibilidad absolutamente improbable en este momento. “Por la concordia de la sociedad española, espero sinceramente que se pueda hallar una solución consensuada ante un tema tan sensible”, escribe Parolin.

La familia, el prior, la Fundación Nacional Francisco Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos tienen decidido solicitar al Supremo la suspensión cautelar de la ejecución de la exhumación hasta que el Alto Tribunal entre en el fondo y dicte sentencia. La hipotética decisión judicial de paralización del traslado podría adoptarse en abril, en vísperas del inicio de las elecciones generales en las que Pedro Sánchez aspira a mantenerse en La Moncloa.


Fuentes:


sábado, 16 de febrero de 2019

COMIENZAN LOS TRÁMITES DE LA POSIBLE EXPROPIACIÓN DE LAS DOS ÚNICAS BANDERAS DEL HISTÓRICO CONSEJO DE ARAGÓN ANARQUISTA.

EL CONSEJO DE ARAGÓN FUE DISUELTO POR EL GENERAL ENRIQUE LÍSTER, POR ORDEN DEL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA QUE PRESIDÍA JUAN NEGRÍN.
El Consejo de Aragón fue disuelto por el General Enrique Líster, por orden del Gobierno de la República que presidía Juan Negrín. 

COMIENZAN LOS TRÁMITES DE LA POSIBLE EXPROPIACIÓN DE LAS DOS ÚNICAS BANDERAS DEL HISTÓRICO CONSEJO DE ARAGÓN ANARQUISTA.

UNA DE ELLAS ESTÁ PUESTA A LA VENTA POR UN COLECCIONISTA EN INTERNET POR 14.5OO EUROS.

Con la pregunta "¿cuánto vale una bandera de un Gobierno anarquista?", Eduardo Bayona introdujo recientemente un artículo en el que informaba el pasado 10 de febrero que Rubén Martínez, un coleccionista de Barcelona, había puesto a la venta por 14.500 euros uno de los dos banderines de un coche oficial del histórico Consejo de Aragón, una entidad con poder ejecutivo libertario con sede en Caspe que controló la mitad oriental de Huesca, Zaragoza y Teruel entre octubre de 1936 y agosto de 1937.

De esta manera, el sueño igualitario del comunismo libertario llegó a asentarse en la zona, pero duró poco más que un suspiro porque en tan solo un año, el 11 de agosto de 1937, se esfumaba. Indalecio Prieto, auspiciado legalmente por el Decreto de Disolución del Consejo de Aragón firmado por Manuel Azaña y Juan Negrín, ordenó su disolución y el General Líster intervino militarmente el territorio.

Aunque el Consejo de Defensa de Aragón es un fenómeno histórico estudiado en todo el mundo, parece que existe un interés en que la Historia pase por alto este episodio de experiencia revolucionaria en la España del siglo XX. Las causas de este silencio pactado posiblemente las tengamos en los 40 años de dictadura franquista y en esa Transición española surgida bajo el paraguas del tardofranquismo, causas que siempre han favorecido la existencia de una sóla visión histórica oficial desde el punto de vista de los vencedores. Si desde la perspectiva franquista, se hizo todo lo posible por criminalizar a las fuerzas contrarias al golpe de estado de julio de 1936 con las mentiras más absurdas de su aparato de propaganda para justificar la propia existencia del franquismo, no es menos cierto que la óptica de aquellos que defendieron, alentaron y ejecutaron el finiquito de la experiencia aragonesa fuera menos subjetiva que la primera pues, igual que ésta, las mentiras y manipulaciones de su maquinaria de propaganda calaron de tal manera que todo ello se ha traducido, si no en un silencio y un olvido casi absolutos, sí en una tendenciosa tergiversación para minimizar la importancia del fenómeno mismo y la de su obra, y de paso -y aprovechando que el "Pisuerga pasa por Valladolid"-, para transformar la realidad misma que envuelve la recuperación de nuestra memoria histórica y social que, en manos de determinados intereses políticos y personales, no hacen más que alargar un proceso empañado por los instintos egoístas más primarios, dándoles prioridad por encima de la defensa de los derechos humanos. 

Hoy, las únicas banderas que se conocen de ese período se encuentran en casa de Rubén Martínez, coleccionista de la Guerra civil de Vilassar. Según Agustín Martín Soriano, autor de libro “Libertarios de Aragón: cronología en torno a Joaquín Ascaso, el Consejo de Aragón y los anarquistas de nuestra tierra” y experto en el Consejo de Aragón, “en las memorias de Joaquín Ascaso se señala cómo esta bandera no era privativa del Consejo Aragón, sino que iba a ser la que sustituiría a la de las 4 barras, era una bandera de nueva creación”

También mantiene Martín Soriano que la primera noticia de la existencia de esta bandera fue en el mitin que dio Joaquin Ascaso el 04 de abril de 1937 en el cine Coliseum de Barcelona.

Por otra parte, Bayona escribe en su artículo que dicho anuncio de venta en internet fue colgado hace unos días en la web Todocolección -anuncio actualmente eliminado de dicha página- y  afirma que ello ha dado lugar a una situación jurídica y política un poco complicada, por no decir "enrevesada", pues la Ley de Derechos Históricos   declara “de interés general a efectos expropiatorios” los “bienes y archivos que pertenecieron” al Consejo “con el fin de afirmar y defender la identidad de Aragón y sus derechos históricos”.

Del mismo modo, nos informa de que dicha norma señala como “condición de la expropiación prevista” la previa “declaración oficial del bien y archivos como singulares para la identidad de Aragón por la Diputación General, que conllevará la necesidad de ocupación conforme a la ley de expropiación forzosa”, algo que niega Bayona que se haya dado, y subraya que el artículo que regula esa situación -que es la disposición adicional segunda- es uno de los preceptos sobre cuya legalidad deberá pronunciarse el Tribunal Constitucional después de que lo recurriera el grupo parlamentario del P.P. y de que, este pasado viernes, 08 de febrero, el Consejo de Ministros acordara también denunciarlo tras no haber dado frutos la negociación con el Gobierno de Aragón para acordar su interpretación.

El recurso de La Moncloa conllevará dentro de unas semanas, en cuanto sea admitido a trámite el recurso, su suspensión automática por un período de cinco meses al estar firmado por el Presidente del Gobierno, aunque se trata de una decisión recurrible.

Sin embargo, la Ley, aprobada con un amplio apoyo parlamentario y la única oposición de P.P. y C’s, sigue vigente a pesar de que el Gobierno central también ve ilegalidades en ella, ya que éste y el ejecutivo autonómico se dieron en octubre un plazo de seis meses para cerrar un acuerdo antes de recurrirla ante el Constitucional, lo que sí conllevaría su suspensión.


Un museo en Caspe

Según Eduardo Bayona, la ‘liebre’ la levantó Puyalón de Cuchas, un partido independentista aragonés que hace unos días reclamó en un comunicado “su adquisición para que forme parte de un museo sobre este período de la historia de Aragón” que “debería tener sede en Caspe, capital de Aragón durante ese periodo”, y al que también propone incorporar los ‘papeles de Salamanca’ de la comunidad.

Todo parece que la comunidad ha movido fichas y, según un portavoz de la Consejería de Cultura, se han iniciado los trámites para hacerse con la bandera afirmando que se está siguiendo el mismo procedimiento que cuando se detecta que va a salir a subasta una obra de arte aragonesa, y que "se ha creado un equipo de técnicos de la Dirección General de Patrimonio para que verifiquen si realmente se trata de una bandera del Consejo de Aragón y para que comprueben su estado”. Palabras que se contradicen con las declaraciones de Rubén Martínez, quien explicó que nadie se ha puesto en contacto con él hasta ahora con las siguientes palabras: “En absoluto, a mí no me ha llamado nadie, igual esa comisión de expertos que está haciendo el estudio de las banderas lo hace sin verlas, pero a mí no me ha llamado”.


Historia de dos banderas

El coleccionista, aficionado al material de época y que tiene una amplia serie privada sobre la Guerra Civil, compró la primera de las dos banderas hace quince años a una casa de subastas de Barcelona. Todo indica que la pieza es un trofeo de guerra, pues en uno de sus laterales lleva la inscripción en tinta, "17-3-1038. Día de la liberación. Caspe", una típica anotación de botín de estilo habitual entre los golpistas cuando ocupaban las poblaciones, y se supone que era la que ondeaba en el coche del Presidente del Consejo, el mencionado anarquista Joaquín Ascaso.


AGUSTÍN MARTÍN, RUBÉN MARTÍNEZ Y AMADEO BARCELÓ. CASPE 19 DE NOVIEMBRE DE 2011.
Agustín Martín, Rubén Martínez y Amadeo Barceló. Caspe, 19 de noviembre 2011.
El banderín tiene unas dimensiones de 49 por 32,5 centímetros, llevando en el anverso tres franjas horizontales con los colores de todas las fuerzas antifascistas: negro, rojo y morado (por los libertarios, por los socialistas de la UGT y por los republicanos y demás componentes del Frente Popular respectivamente), con la cuatribarrada aragonesa vertical en un triángulo y con el escudo del Consejo en el centro. El reverso lleva los colores de la tricolor de la Segunda República el escudo consta de cuatro cuarteles, separados por la letra "A", inicial de Aragón. En el primer cuartel aparecen los Pirineos Aragoneses, fronterizos con Huesca, que representan a esta provincia; en el segundo, aparece un olivo, símbolo de la riqueza olivarera de Teruel, que a esta misma representa; vemos en el tercero un río, el Ebro, cuyas aguas corren bajo su puente representativo de Zaragoza. La cadena rota del cuarto cuartel, simboliza al nuevo y libre Aragón y, coronando el escudo, un sol naciente, emblema del Aragón que brota "sobre lo derruido por los enemigos de la libertad”, según palabras extraídas presuntamente del Diario Nuevo Aragón, de enero de 1937.

Unos meses después de la primera adquisición, el coleccionista logró conseguir la segunda bandera, tras ofrecérsela un anticuario, y cuyo origen parece que se sitúa en una fábrica de banderas, ya que varias de las ocho que le mostró -la mayoría de la Generalitat- no habían sido acabadas de coser, y según parece no hay constancia de que exista ninguna más. Es ésta precisamente la que ha sido sacada a la venta y ha estado en varias ocasiones en Aragón. Primero, en Caspe y después dos veces en Zaragoza, una en un acto de Chunta Aragonesista y otra en la exposición “Dicen que hay tierras al este”, organizada hace unos meses por la Comunidad y por la Diputación de Zaragoza.

“Siempre que me la han pedido la he llevado”, anota Martínez. “Creo que una tiene que volver a Aragón”, indica el coleccionista, que apunta que “en ese caso el precio se podría rebajar”. “Cuando son piezas exclusivas no hay una cifra orientativa, es lo que uno esté dispuesto a pagar y el otro a aceptar”, añade.


El efímero 'Gobierno' anarquista del Aragón oriental.


1921. Néstor Majnó en un campamento para desplazados en Rumania.
1921. Néstor Majnó
El Consejo Regional de Defensa de Aragón es la única experiencia de 'Gobierno' libertario documentada en occidente, más allá del sistema insurreccional que lideró hace ahora un siglo Néstor Majnó en Ucrania tras encabezar una revuelta y organizar el Ejército Negro. Algunos autores lo señalan como uno de los inspiradores del Consejo por los contactos que mantuvo en Barcelona, durante su exilio, con Buenaventura Durruti, varios de cuyos colaboradores, como Ascaso, participaron en su gestión.

El Consejo de Aragón -disuelto por el General Enrique Líster por orden del Gobierno de la República que presidía Juan Negrín- había normalizado la vida civil en su territorio tras el golpe de estado de julio de 1936, asentó las colectivizaciones y abrió líneas de comercio con zonas como Levante, además de poner en marcha las Brigadas de Alfabetización itinerantes, la construcción de escuelas y la activación de campañas de lectura, con camiones que recorrían los pueblos para el intercambio de libros.

Además, y tras el caos provocado por el golpe de estado de julio, llegó a activar nuevos circuitos comerciales que permitieron, con un sistema centralizado en la Consejería de Economía, exportar y comerciar con ellos en zonas como Catalunya y Valencia, con excedentes de productos primarios como cereales, aceite y frutos secos para reinvertir ese dinero en la adquisición de otros como leche, pescado y legumbres y avanzar en la mecanización del campo. De hecho, la cosecha de 1937 fue tan buena que, según investigaciones realizadas por historiadores, existen testimonios de las filas franquistas que reconocen que, cuando ocuparon la zona en la primavera de 1938, había importantes reservas almacenadas de grano y de aceite. 

Recientemente, la Ley de Memoria Democrática se refería a la zona que controlaba como “la tierra del sueño igualitario, de las colectividades”, pero hagamos un poco de Historia...


CONSEJO REGIONAL DE DEFENSA DE ARAGÓN, 1936-1937 

Al producirse la sublevación militar de julio de 1936, Zaragoza y las principales ciudades aragonesas quedaron en manos de los golpistas. La pérdida de Zaragoza (la perla anarquista) es uno de los grandes enigmas de la guerra: lo único cierto es que los dirigentes confederales de la C.N.T. pecaron de ingenuos al aceptar la palabra del general Cabanellas (que aseguró su lealtad republicana). El 18 de julio, el Comité Regional cenetista de Aragón convocó una reunión de militantes en cuyo transcurso la táctica de espera, basada en las conversaciones con Cabanellas -defendida por Miguel Abós, Ejarque, Evelio 'Servet' Martínez, Esteban, los Arnal y Francisco Muñoz-, se impuso a las propuestas de pasar al ataque defendidas por Miguel Chueca; este retraso resultó decisivo y de nada sirvió la posterior huelga general, duramente reprimida por los facciosos. El fracaso confederal en la urbe aragonesa avergonzó a muchos libertarios y es una de las razones que explican la contumacia con que se trató de recuperar Zaragoza y la rápida organización de columnas de milicias rumbo al frente aragonés, que consiguieron liberar una parte del territorio. 

Joaquin Ascaso. Presidente del Consejo de Aragón.
Joaquín Ascaso. Presidente del C.R.D.A.
En el territorio que quedó en manos de los libertarios y republicanos, se constituyó el Consejo Regional de Defensa de Aragón que llevó a cabo una profundísima transformación de las comarcas hasta el punto de que lo allí realizado ha sido considerado posteriormente como la experiencia más cercana al comunismo libertario. La creación del Consejo tiene su punto de arranque en el pleno catalán de septiembre de 1936 y su plasmación en el Pleno Extraordinario de la CNT de Aragón, Rioja y Navarra celebrado en Bujaraloz el 06 de octubre con asistencia de representaciones de 139 pueblos y de las milicias confederales que combatían en Aragón. En este Pleno se decidió la formación de un Consejo, pese a la oposición de Gregorio Jover y Antonio Ortiz, finalmente vencida por las alegaciones mayoritarias y de Durruti, el nombramiento para la presidencia de Joaquín Ascaso y el convencimiento de que era un medio adecuado para impedir las pretensiones marxistas. 

De Bujaraloz salió el Consejo de Defensa de Aragón con un objetivo definido: favorecer la práctica del comunismo libertario, para lo que se creyó oportuno dotar al mismo de poder político, económico y social. Pero dejando claro que sus planes precisaban de la aprobación de los organismos afectados, conseguida la cual pasaban en sus aspectos generales a ser obligatorios. La ponencia que creaba el Consejo la firmaron Francisco Ponzán, Gregorio Villacampa, Gil Gargallo, Muñoz Laviñeta, Macario Royo, Pedro Abril, Honorato Villanueva, Francisco Carreño y Joaquín Ascaso.

El Pleno se ocupó también de la participación de las distintas fuerzas en el mismo (siete cenetistas, dos ugetistas y un republicano). En reunión posterior, en Alcañiz, se perfilaron su composición, fines y funcionamiento y se acordó trasladar su residencia a Fraga. En un principio, en la práctica, sus integrantes fueron en su totalidad cenetistas: Joaquín Ascaso (Presidente), Adolfo Ballano (Justicia y Orden Público), José Mavilla (Agricultura), Miguel Jiménez (Información), Francisco Ponzán (Comercio y Transportes), José Alberola (Instrucción), Adolfo Arnal (Economía), Miguel Chueca (Trabajo)... 

La uniformidad ideológica de este Consejo, verdadero gobierno revolucionario y de guerra en Aragón, no fue del gusto del Gobierno Central que pretendía una pluralidad mayor; aceptada tal exigencia por los cenetistas y conforme Madrid se llegó a un Consejo presidido por el mismo Ascaso, con Ballano, Amal y Chueca (que mantenían sus carteras), Luis Montoliu (Transportes), Evaristo Viñuales (Información), Evelio "Servet" Martínez (Economía y Abastos) todos de CNT, más dos ugetistas (Manuel Latorre y José Ruiz), uno de I.R. (Tomás Pellicer). Dos comunistas (José Duque y Custodio Peñarrocha) y un pestañista (Benito Pabón) como Secretario

Apenas constituido, se acordó ir hacia su legalización (a instancias de Pabón y con la aquiescencia del Comité Nacional de la CNT por entonces totalmente entregado al gubernamentalismo) para lo cual Pabón, Ascaso y Chueca se trasladaron a Madrid y Barcelona; finalmente, Largo Caballero lo reconoció delegando en él poderes de todo tipo (entre otros, los propios de los gobernadores civiles y diputaciones provinciales); a fines de diciembre de 1936, el Consejo contaba con la aprobación plena del Gobierno republicano y al poco, enero de 1936, cambiaba su sede a Caspe y establecía su composición definitiva. 

El Consejo fue, en realidad, un feudo anarquista, pero la animadversión de comunistas y catalanistas hizo aumentar sus críticas con la callada intención de aniquilarlo a medida que el movimiento libertario se debilitaba. Hecho indiscutible es que el Consejo actuaba íntimamente relacionado con la CNT y que su empuje fue grande, alcanzando su apogeo hacia febrero de 1937 cuando bajo sus auspicios se celebra el Congreso constitutivo de la Federación Regional de Colectividades en el que estuvieron representados 141.430 miembros por 465 delegados que decidieron agruparse en comarcas, además de realizar implementaciones de proyectos transformadores importantes, como la supresión de la moneda, la creación del fondo regional de cambios externos,  la municipalización de la tierra, tolerancia hacia el pequeño agricultor, creación de equipos de trabajo, coordinación de la producción y labores de estadística y enseñanzas agrícolas, así como facilitar la llegada de técnicos. 

Los acuerdos se estaban llevando a la práctica cuando, consecuencia directa de los Sucesos de Mayo en Barcelona y del fin de la hegemonía anarquista, el Gobierno Central decreta la disolución del Consejo el 11 de agosto, manu militari, mediante la XI División de Enrique Líster. 

Sobre los llamados Sucesos de Mayo en Barcelona, cabe recordar que éstos fueron unos enfrentamientos sangrientos ocurridos durante la primera semana de mayo de 1937  entre CNT-FAI-POUM, por un lado,  y las diferentes fuerzas contrarrevolucionarias -entre las que se encontraba el PSUC- por el otro. Una de las consecuencias de los Sucesos fue la caída (el 16 de mayo de 1937) del "Gobierno de la Victoria" de Largo Caballero y la salida de los 4 ministros anarquistas que tenía desde su entrada el 4 de noviembre de 1936 (Juan García Oliver en Justicia, Federica Montseny en Sanidad, Joan Peiró en Industria y Juan López en Comercio), además de una clara victoria en la influencia y poder de los comunistas dentro del nuevo Gobierno, de Juan Negrín, a partir del 17 de mayo de 1937.

Tras estos sucesos, y volviendo a Aragón, los reproches y acusaciones mutuas entre la CNT y las organizaciones del Frente Popular son constantes y derivarán finalmente en la petición de estas últimas de la disolución del Consejo en el Pleno del Frente Popular de Aragón del 01 de agosto de 1937, en Barbastro.

Extracto del Decreto de Disolución del C.R.D.A. y el del nombramiento de Gobernador General de Aragón.
Extracto del Decreto de Disolución del C.R.D.A. y el del nombramiento de Gobernador General de Aragón.

Previamente al Decreto de disolución de Juan Negrín, el ambiente se había caldeado con una virulenta campaña en pro y en contra de las actividades del Consejo

El 19 de julio, desde la radio, Ascaso defiende ardientemente la labor; el 02 de agosto, un Pleno de Comarcales en Alcañiz aprueba oponerse a los posibles ataques; el 07 de agosto un mitin también en Alcañiz (con Federica Montseny) exalta la tarea cumplida. 

Por contra, en el mismo mes de agosto, una reunión del Frente Popular de Aragón (ugetistas, comunistas y republicanos) en Barbastro resalta sus errores y solicita del Gobierno el nombramiento de un Gobernador Federal.  El 05 de agosto de 1937 el stalinista Líster recibió una orden secreta para disolver por la fuerza el Consejo de Aragón; los días 06 y 07 de agosto situó sus fuerzas, en posiciones estratégicas, en las cercanías de Caspe y Alcañiz. El Decreto de disolución del Consejo de Aragón se publicó el 11 de agosto, en el número 223 de La Gaceta de la República (Diario Oficial)con la supresión de los cargos de Delegado de Gobierno y del Presidente del Consejo de Aragón, y "demás Consejeros", y con el nombramiento de Gobernador General de Aragón a José Ignacio Mantecón. 

Ese mismo día los hombres de Líster entraron en acción: el 12 de agosto, Líster, al frente de varias divisiones comunistas y catalanistas, invade las colectividades, instala al Gobernador José Ignacio Mantecón, detiene a cientos de anarquistas, asalta locales de F.A.I., F.I.J.L. y C.N.T., devuelve las tierras a sus antiguos dueños, confisca herramientas y saquea graneros. 

El documento iba sancionado, como vemos en el texto, por el Presidente de la República, Manuel Azaña, y el Presidente del Consejo de Ministros, Juan Negrín López:

   <<Por ello, de acuerdo con el Consejo de Ministros y a propuesta de su Presidente,
    Vengo en decretar:
   Artículo primero. Queda disuelto el Consejo de Aragón creado por el artículo once del Decreto de veintitrés de Diciembre de mil novecientos tréinta y seis y suprimido el cargo de Delegado del Gobierno, Presidente del citado Consejo, a que se refiere el párrafo segundo del mencionado artículo.
   En consecuencia, cesarán en sus cargos el Delegado del Gobierno en Aragón don Joaquín Ascaso Budria y demás Consejeros que integran el citado organismo.
  Artículo segundo. El territorio de las provincias aragonesas afecto a la autoridad de la República queda bajo la jurisdicción de un Gobernador general de Aragón, nombrado por el Gobierno de la República, con las facultades que la legislación vigente atribuye a los Gobernadores civiles.
   Artículo tercero. Quedan derogadas las disposiciones que se opongan a lo prevenido en este Decreto, que entrará en vigor el mismo día de su publicación en la GACETA DE LA REPUBLICA.
    Artículo cuarto. El Gobierno dará cuenta a las Cortes de este Decreto.
    Dado en Valencia, a diez de Agosto de mil novecientos treinta y siete.
                                       MANUEL AZAÑA


El Presidente del Consejo de Ministros,
JUAN NEGRIN LOPEZ

.............


    De acuerdo con el Consejo de Ministros,

  Vengo en nombrar Gobernador general de Aragón a don José Ignacio Mantecón.
    Dado en Valencia, a diez de Agosto de mil novecientos treinta y siete.
MANUEL AZAÑA


El Presidente del Consejo de Ministros,
JUAN NEGRIN LOPEZ>>

La actitud de los anarquistas ante tan enorme provocación fue dispar: García Vivancos se preparó con las divisiones 25, 26, 28 y 29 para liquidar a los contrarrevolucionarios (se sabe que una notable parte de las tropas de Líster maquinaba pasarse a los anarquistas si estos planteaban batalla), mientras los Comités Nacional y Peninsular de CNT y FAI respectivamente, "para evitar una guerra civil" (se repetía Mayo de 1937), cedían una vez más ante los stalinistas

Ambos decretos fueron publicado el 11 de agosto de 1937, en el número 223 de La Gaceta de la República (Diario Oficial).
Ambos decretos fueron publicados el 11 de agosto de 1937, en el número 223 de La Gaceta de la República (Diario Oficial).

El Pleno Nacional de Regionales de CNT celebrado en agosto tomó un acuerdo que fue considerado vergonzoso y cobarde: "que la Regional de Aragón siga en el camino de la habilidad, para ver de mantener el Consejo Regional. Y si se llega a su disolución, que se intervenga con las mayores ventajas posibles en el órgano que le suceda para neutralizar en lo posible la ofensiva del adversario. La Regional de Aragón no realizará ningún hecho definitivo sin el previo asesoramiento y autorización del Comité Nacional"

Añádase que el Consejo aragonés también estaba dividido: Evelio 'Servet' y Luis Montoliu preferían a Mantecón, Miguel Chueca no. Un Pleno Regional, celebrado el 06 de septiembre en Caspe, se limitaba a pedir la libertad de algunos de los encarcelados, respeto a las colectividades y el nombramiento de un nuevo Comité Regional (encabezado por Francisco Muñoz Laviñeta). De hecho, la CNT perdió el feudo aragonés y los 140.000 colectivistas de febrero eran 76.000 en septiembre. En agosto de 1937 el Consejo de Aragón pasaba a mejor vida.  

Se ha discutido mucho sobre los logros del Consejo, de modo parecido al Comité Central de Milicias catalán. Indudablemente, fue en todo momento controlado por los anarquistas, y bajo su férula se desenvolvió una profundísima revolución del campo aragonés en sentido colectivista y eso, independientemente de los errores cometidos y de las arbitrariedades (exageradas por sus muchos enemigos), ha quedado como un hito histórico, como el más contundente ejemplo de las posibilidades de poner en práctica las teorías del comunismo libertario. 

Miguel Íñiguez, autor de la Enciclopedia Histórica del Anarquismo Español, plantea varias cuestiones que podían añadirse para su análisis, como es el papel del Consejo de Aragón, "como Gobierno que al fin y al cabo era", si éste favoreció o limitó los "ímpetus populares", o si cabía definirse sobre "la conveniencia o no de su legalización", o sobre la indiscutibilidad de que las cúpulas confederales se mostraron en los momentos decisivos "acomplejadas, acobardadas, muy poco prácticas, e incluso contrarias (al menos, en sus inicios, la creación del Consejo no contó con el apoyo cenetista ni de Cataluña ni del Comité Nacional)... Dejarse arrebatar el poder en Aragón sólo se explica por la desmoralización reinante ante tanto abandono ideológico".


Caspe. 19 de noviembre de 2011. Presentación de la bandera del Consejo de Aragón...
Caspe, 19 de noviembre de 2011. Presentación de la bandera del Consejo de Aragón.
Mientras que a nadie le ha interesado la historia de este período, más allá de exponerlo como una anécdota, Rubén ha ido conservando partes de su legado. Según el coleccionista, ya hay varias personas de Catalunya interesadas en comprarla. “En uno o dos años espero vender la segunda bandera, me daría mucha pena que no volviera a Aragón, estoy dispuesto incluso a hacer una rebaja en el precio si es para que vuelva, pero por el momento, no hay nadie interesado”...


Fuentes:

https://www.publico.es/sociedad/vale-bandera-gobierno-anarquista.html

https://arainfo.org/la-bandera-del-consejo-de-aragon-la-historia-que-no-importa-a-ningun-gobierno/

https://anarquismoenpdf1.files.wordpress.com/2015/09/enciclopedia-del-anarquismo-espanol.pdf

https://historiaragon.com/2016/12/11/el-consejo-de-aragon/

https://historiasdelbajoaragon.wordpress.com/2015/01/23/el-golpe-de-lister-contra-el-anarquismo-aragones-2-ejecucion-agosto-1937/

http://www.xiloca.org/data/Bases%20datos/Xiloca/X40_33_48.pdf

http://www.boa.aragon.es/cgi-bin/EBOA/BRSCGI?CMD=VEROBJ&MLKOB=1030179464141

http://www.lamoncloa.gob.es/consejodeministros/referencias/Paginas/2019/refc20190208.aspx#Recurso

https://www.publico.es/politica/80-anos-del-consejo-aragon.html

https://www.publico.es/sociedad/durruti-cien-anos-anarquismo-rebeldia.html
 
https://es.wikipedia.org/wiki/Consejo_Regional_de_Defensa_de_Arag%C3%B3n


https://en.wikipedia.org/wiki/Nestor_Makhno#/media/File:1921._%D0%9D%D0%B5%D1%81%D1%82%D0%BE%D1%80_%D0%9C%D0%B0%D1%85%D0%BD%D0%BE_%D0%B2_%D0%BB%D0%B0%D0%B3%D0%B5%D1%80%D0%B5_%D0%B4%D0%BB%D1%8F_%D0%BF%D0%B5%D1%80%D0%B5%D0%BC%D0%B5%D1%89%D0%B5%D0%BD%D0%BD%D1%8B%D1%85_%D0%BB%D0%B8%D1%86_%D0%B2_%D0%A0%D1%83%D0%BC%D1%8B%D0%BD%D0%B8%D0%B8.jpg

http://jerezrecuerda.blogspot.com/2019/02/comienzan-los-tramites-de-la-posible.html