viernes, 10 de abril de 2009

LA ASOCIACIÓN "JEREZ RECUERDA" PARTICIPÓ EN LAS PRIMERAS JORNADAS DE MEMORIA HISTÓRICA DE JIMENA DE LA FRONTERA


Según Agaden-Jimena, “con el acto en ‘La Sauceda’ queremos contribuir a la futura y posible exhumación de las fosas de ‘El Marrufo’ ”

Anticipándose a otras actividades en la Provincia de Cádiz, y con el lema “Recordar es Recuperar”, dieron comienzo las I Jornadas de Memoria Histórica en Jimena de la Frontera el pasado 27 de marzo de 2009, las cuales concluyeron el pasado domingo 29 de marzo con un acto homenaje en La Sauceda con la asistencia de un nutrido grupo de personas republicanas, así como activistas de la memoria histórica, ciudadanos diversos y familiares de víctimas asesinadas por el golpismo de julio de 1936.
El acto de inauguración comenzó con la presentación de cuatro conferenciantes experimentados en el campo de la recuperación de la memoria histórica desde diferentes facetas y asociaciones en la denominada “Casa Verde”, sede de la asociación ecologista “Agaden”, sita en la Calle Sevilla de dicha localidad, con la única incidencia resaltable del retraso en el comienzo del acto debido a la demora de los miembros de nuestra Asociación que tuvieron problemas durante el desplazamiento para llegar a tiempo al lugar referido.
No obstante, el acto transcurrió siguiendo el guión de los organizadores del mismo, tomando la palabra el doctor en Historia Contemporánea José Luis Gutiérrez Molina, quien fue muy crítico con la historia oficial y el papel que muchos historiadores han tomado como el de meros observadores con la excusa de una pretendida “objetividad científica”, pero alejados al mismo tiempo del compromiso en la búsqueda de la verdad que pasa, al mismo tiempo, por un compromiso con los movimientos sociales y por una participación en nuestro mundo social y por intentar crear una simbiosis entre el trabajo del historiador y el trabajo que le demanda la sociedad. Por otro lado, recordó que en esta parte de Andalucía no hubo guerra y que “quienes hacemos la historia somos los ciudadanos, al igual que cualquier parlamentario, legislador o juez”, y que “no podemos esperar a que se haga una ley o firmar un protocolo para que se hagan las cosas”, en clara alusión a las barreras existentes administrativas y políticas que hacen retrasar el trabajo de las exhumaciones.
Por su parte, Cecilio Gordillo Giraldo, Coordinador de Memoria Histórica de C.G.T.-Andalucía, resaltó la importancia histórica, social y política de este movimiento de recuperación de la memoria histórica, siendo de los pocos movimientos sociales de los últimos 30 años de democracia que ha logrado una cierta relevancia y que comenzó como un problema surgido dentro del ámbito familiar, desde los primeros momentos de la muerte del dictador, trasladándose luego en forma de demanda por parte de estas familias afectadas a las organizaciones históricas de referencia en donde habían militado la mayoría de las víctimas y afectados, tales como el P.C.E., el P.S.O.E., la U.G.T. y la C.N.T. De esta manera, los familiares de víctimas, y los represaliados mismos, demandaban a estas organizaciones históricas soluciones al problema de las fosas, pero, según Cecilio Gordillo, “las propias organizaciones no asumen la responsabilidad con sus personas más cercanas por una simple razón: no es el momento” . De esta manera, son las entidades y asociaciones de familiares las que comienzan a presionar hasta que aparecen los primeros decretos e indemnizaciones y termina con la conocida Ley de Memoria Histórica que “se ha quedado antigua antes de ponerse en marcha” . Continuó este conferenciante reflexionando sobre la necesidad de convencer a “nuestras propias organizaciones políticas, sociales y sindicales, sobre todo si son históricas”, ya que “no pueden seguir evadiendo la responsabilidad y enviarnos a sus afiliados a nosotros, a las entidades, a los grupos, a que les resolvamos sus problemas”, pues sólo “resolvemos, en todo caso, el problema de la mayoría de la sociedad que no está organizada”. Recordó el proyecto de “Todos los Nombres”, en donde, según el ponente, existe una base de datos de más de 42.000 personas asesinadas en Andalucía y el Norte de África, "gracias a los colaboradores" del mismo, y que dicha cifra no es más que el 37% de la cifra real, poniéndose en evidencia a los historiadores oficiales que, a la baja, se atrevieron a dar números, demostrándose con ello la falsedad que se ha mantenido durante tiempo.
Más política fue la intervención de José María Pedreño, quien enlazó la historia de la gestación y desarrollo de la Federación Estatal de Foros por la Memoria -fundada y presidida por el mismo confereciante- con la situación política actual y subrayó que las mismas fuerzas que dieron el golpe de estado contra la II República son “las mismas fuerzas que hoy en día se oponen a que la Memoria Histórica llegue a cubrir sus objetivos y a llevar a este país a una normalización democrática”. Asimismo, criticó el hecho de que el estado español interviniera en el conflicto de la antigua Yugoslavia, favoreciendo las exhumaciones de las fosas comunes y la persecución judicial contra los criminales de guerra de esa parte de Europa, con todos los recursos del estado y dinero público, mientras que en España el mismo problema se hace de forma privada dejándose en manos de familiares de las víctimas y de las asociaciones y alejándose, como consecuencia, de lo que debería de ser una democracia moderna. Hizo el ponente un poco de historia y recordó al público que en el año 1969 Franco decide que su heredero fuera Juan Carlos de Borbón, además de insistir en que ejerció de jefe de estado en funciones cuando el dictador se puso enfermo. Afirmó que Juan Carlos de Borbón es uno de los principales escollos que impide la normalización democrática en España, porque “la Casa Borbón está relacionada directamente con la dictadura franquista y eso hay que tenerlo en cuenta”, de tal manera que “el principal escollo que puede haber para que haya una verdadera democracia es la monarquía” . Por otro lado criticó a las empresas que cotizan en el Ibex 35, porque más de la mitad de ellas se crearon en los años de la dictadura y se hicieron ricas gracias a la represión y a la dictadura, y recordó que Franco no sólo llegó al poder gracias a las armas sino a la ayuda de las grandes empresas españolas y extranjeras, a la gasolina de CEPSA y de SHELL, a los camiones de GENERAL MOTORS y a las libras esterlinas de los bancos británicos. Afirmó de igual manera que “la única forma que hay para que exista la democracia en España es que se vayan de una vez los Borbones”.
Mª José Ruiz Piñero, Presidenta de la Asociación para la Recuperación de la Justicia y la Memoria Histórica “Jerez Recuerda”, se centró especialmente en la experiencia llevada a cabo en Jerez de la Frontera y su comarca, como Asociación y como grupo de investigación. Comenzó realizando una crítica a los medios de comunicación, porque cada vez más se alejan de la información referente a la Memoria Histórica haciendo sobresalir mediáticamente otros temas de actualidad, e introdujo su conferencia con una aclaración sobre la necesidad de recuperar la memoria histórica. De esta manera, prevaleció en su discurso la necesidad de hacer justicia con las víctimas de la represión y con los familiares de las mismas, seguido de la necesidad de recuperar “unos valores que también han sido enterrados y desterrados para lograr la construcción de una sociedad más justa y solidaria”. Continuó la ponente expresando la necesidad de denunciar los horrores y “las mezquindades de la represión tras el golpe militar y en la dictadura franquista”, así como “las consecuencias de aquellas atrocidades en la actual democracia” para detectar “el fascismo en los hechos cotidianos”, ya que el mejor referente histórico existente que hace comprender los fenómenos sociales que se viven en el presente es el “conocer los verdaderos hechos del pasado”... A continuación, pasó esta conferenciante a hacer historia sobre la Recuperación de la Memoria Histórica en Jerez de la Frontera, recordando que los antecedentes de la misma se remonta a la generación de los propios protagonistas supervivientes, la de los abuelos, quienes a título individual han mantenido la memoria a través de la familia y, en algunos casos, a través de sus escritos, como fueron los ejemplos de los conocidos Cristóbal Vega Álvarez y Manuel Lozano. Nos recordó la Presidenta de “Jerez Recuerda” que, posteriormente, fue la generación de los nietos quien se encargaría con mayor fuerza, y como consecuencia del traspaso de la información de la generación de los abuelos, y de la de algunos investigadores a nivel privado, quien se encargaría de abanderar la recuperación de la memoria histórica en Jerez, donde se llegó a plasmar en 1994 la creación de la Plataforma Homenaje a las Mujeres de la II República, como antecedente histórico de asociación de recuperación de la memoria histórica en la localidad y creada por personas a título individual, entre las que se encontraban algunos miembros de la actual Asociación para la Recuperación de la Justicia y la Memoria Histórica “Jerez Recuerda”, asociación esta última fundada oficialmente en febrero de 2004.
Tras recordar los objetivos de nuestra Asociación, y el trabajo realizado y conseguido por la misma –destacando la primera investigación llevada a cabo en Jerez sobre la represión, con título “Las Cifras en Jerez de la Frontera tras el Golpe de Estado Militar de 1936: Una Aproximación”-, Mª José Ruiz recordó también algunas de las actividades sociales en las que la Asociación está inmersa, o interactuando con otros colectivos, y resaltó la participación de la misma en la Comisión de Seguimiento y Valoración de la Simbología y Nomenclátor relativo a la Guerra Civil y a la Dictadura del Régimen de Franco de la localidad. Asimismo, criticó el aislamiento en el que se encuentra nuestra Asociación dentro de la mencionada Comisión, ya que el resto de los miembros de dicha Comisión están a favor de mantener una gran parte de la simbología de la dictadura y del golpismo en Jerez de la Frontera.
Las diferentes ponencias de estos conferenciantes hicieron que se abriera un turno de palabras muy interesante en el que se aclararon muchas dudas. Se recordó por ejemplo el agravio que supuso, y que todavía supone, que durante la primera mitad de los primeros años ochenta, durante el Gobierno de Felipe González, el Estado aportó una buena cantidad de dinero y de medios para la exhumación y traslado de los restos de los soldados falangistas de la División Azul que yacían en fosas comunes en Rusia como consecuencia de su participación en la II Guerra Mundial. Se informó que, efectivamente, no interesa realmente la Memoria Histórica y que existieron empresas que cotizaban en el Ibex 35 que se enriquecieron con la mano de obra esclava como Dragados y Construcciones, empresa de la que se nutre la fortuna de Esperanza Aguirre. Se acusó a las diferentes administraciones y al estado de aplazar indefinidamente las exhumaciones con el fin de esperar a que “los abuelos” y los testigos se vayan muriendo con el objeto de acabar con esta importantísima fuente de información para no enfrentarse nunca con el problema real. Se aclaró con pruebas fiables que las víctimas asesinadas por el golpismo del 36 y por la dictadura no eran todas de tendencia republicana y se expuso la necesidad de respetar a todas las víctimas sin marginar a ninguna por el hecho de no ser republicana, quedando claro que el nexo de unión de todas ellas era que todas fueron víctimas de la vulneración de los derechos humanos y del genocidio que sufrió la población civil por parte del golpismo, independientemente de la afiliación política o ideológica de la víctima que muchas veces no coincidía con la defensa del republicanismo.
Finalizó el acto con la proyección de un video sobre las exhumaciones de algunas fosas comunes que desde el Foro por la Memoria se han realizado en el norte de España. Al día siguiente, continuaron las Jornadas con la participación de diferentes investigadores e historiadores reconocidos, entre los que destacaron Fernando Romero Romero o José Manuel Algarbani Rodríguez, clausurándose el domingo con un acto homenaje a “los caídos en La Sauceda” en el lugar conocido como Ruinas de la ermita de La Sauceda, con la participación de un nutrido grupo de personas y con la lectura por parte de Luis García Bravo, miembro del Foro por la Memoria, de un manifiesto que sirvió como broche final de estas I Jornadas de Memoria Histórica de Jimena de la Frontera.

A continuación, pasamos a transcribir el manifiesto leído en La Sauceda:
“Buenos días, Ciudadanos y Ciudadanas, Compañeros y Compañeras y Camaradas.
Felicitar a la organización y a quienes han hecho posible estas primeras jornadas ‘Recordar es Recuperar’. No sólo dejan estas jornadas la calidad de sus ponentes y los temas tratados, sino algo muy importante, la unión de asociaciones luchando juntas por el único objetivo para el que fueron creadas: la Recuperación de la Memoria Histórica.
También vaya desde aquí el total apoyo a nuestros compañeros y compañeras que se han concentrado ante los órganos judiciales de cada provincia y ciudades, pidiendo: Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del franquismo.
(Sirvan estos aplausos para que el eco de ellos les lleguen a través de nuestros montes).
Se me encargó por parte de los organizadores el honor de dirigirme a todos los aquí presentes y que se hiciera algún tipo de manifiesto. Pero, humildemente, creo que son tantos los manifiestos y escritos que se han hecho y mandados a los gobiernos anteriores y al actual, que tengo el convencimiento que han sido tratados con una total falta de valentía para encarar lo que todos hemos dado en llamar “La Memoria Histórica” de quienes lucharon y murieron por defender la República y la Libertad. Así que decidí escribir unas líneas y hacéroslas llegar a través de la palabra, y que sirvan éstas como un manifiesto o reivindicación.
Aún suena en estas montañas que nos rodean, la palabra que nació dentro de ella, los lamentos y llantos de quienes fueron asesinados por un ejército rebelde y mercenario que irrumpió en la paz de este bello lugar de la naturaleza. Un ejército que trajo a estos parajes muertes, odio, silencio y hambre. Un ejército dirigido por un general africanista, rebelde y fascista, quien siguió sembrando de odio, muerte y hambre toda nuestra geografía con total impunidad hasta su muerte.
Estas tierras quedaron sembradas de fosas donde el fascismo enterró sus crímenes con total impunidad. Fosas donde se enterraron historias e ilusiones de hombres y mujeres que el único delito que cometieron fue el de pensar diferente, ser libres y defender el poder legalmente constituido: la República. Fosas llenas de voces que aclaman justicia desde hace muchos años. Voces que creyeron que tras la muerte del dictador se les oirían y se les haría justicia. Voces que junto a sus familiares, supervivientes y asociaciones memorialistas sólo piden recuperar esa parte de nuestra memoria colectiva que sigue oculta y que forma parte de nuestro país, España.
Que no venga nadie a decirnos cómo debemos hacerlo, sino a aprender y a ayudar cómo hacerlo, y a escuchar nuestras propuestas. Propuestas que solamente están basadas en el ‘derecho a la verdad, a la justicia y a la reparació’ y que además son innegociables. Que no venga nadie a querer seguir engañándonos durante más tiempo con leyes estériles y aberrantes que por no admitir no admiten ni enmiendas a la propia ley.
Debemos preguntarnos todos: ¿Para qué era necesaria una ley que no es capaz de dar respuesta presupuestaria a su prioridad más señalada, las Fosas?
No queremos que se nos den más falsas esperanzas. No queremos más promesas incumplidas, cuando miles de compañeros y compañeras permanecen sepultados en campos y cunetas, cuando los jueces se inhiben de responsabilidades, cuando la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo se declaran no competentes. No queremos que se nos siga diciendo que ilegitimar e ilegalizar es lo mismo que condenar.
Y también debemos de seguir preguntándonos: ¿Cuándo algún presidente de gobierno desde la transición ha condenado el régimen fascista de Franco públicamente? Una prueba más de que España es el único país europeo en que se ha dado la máxima impunidad al fascismo.
Para terminar, quiero hacer mías y adaptar parte de las palabras del Subcomandante Marcos:
‘Venimos a preguntar a la patria, a nuestra patria, ¿por qué nos dejó ahí tantos y tantos muertos? ¿Por qué tantos desaparecidos? ¿Por qué esta loza tan pesada de silencio y de impunidad?’
Y queremos preguntar otra vez a ustedes, ¿por qué sigue siendo necesario tanto sufrimiento de familiares y supervivientes? Para que ustedes, y otra vez ustedes, todo el mundo escuche decir cosas tan terribles como que las familias y los supervivientes de quienes lucharon por la República y la libertad quieren que se cumpla el derecho de las víctimas y sus familiares a la justicia, quieren que se cumpla el derecho de las víctimas y sus familiares a obtener reparación, quieren que se cumpla el derecho de las víctimas y sus familiares a la verdad, quieren que no se les siga engañando, quieren respeto, justicia y dignidad. Viva la República...”

Fue de este modo como se dieron por finalizadas estas I Jornadas de Memoria Histórica de Jimena de la Frontera que, a nuestro juicio, transcurrieron con total normalidad y en una atmósfera del máximo respeto a la diversidad de tendencias y puntos de vista que confluyeron. Para Andrés Rebolledo, portavoz del grupo ecologista Agaden en Jimena, y coorganizador de estas I Jornadas, éstas han sido muy positivas y subraya “lo satisfechos que estamos de como se han desarrollado las jornadas, el buen ambiente habido, la diversidad de ponentes e ideas y la experiencia obtenida. Es importante decir que con el acto en ‘La Sauceda’ queremos contribuir a la futura y posible exhumación de las fosas de ‘El Marrufo’. También quisiéramos que este sea el punto de partida para seguir trabajando por la recuperación de la memoria histórica en nuestro municipio, comarca, provincia y país. Por ultimo queremos agradecer a todos los ponentes, asociaciones, foro por la memoria, etc.., por el apoyo que hemos recibido y por haber compartido sus trabajos, investigaciones y esfuerzos con nosotros y con Jimena”...

Jerez de la Frontera, a 10 de abril de 2009.